Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Halle Berry y su nuevo propósito: “Hablar de menopausia, de salud mental o de salud íntima no tiene por qué avergonzarnos”

La reconocida actriz norteamericana ganadora de un Óscar está desde hace un tiempo embarcada en un nuevo desafío que la llena de entusiasmo: Derribar tabúes en torno a temas propios de mujer. Desde menopausia, salud mental y salud íntima, Berry está recorriendo el mundo hablando sin tapujos “de problemáticas que para ella deben ser absolutamente normales de tratar y hablar para todas las mujeres. Aquí su mirada:

“Si tienes 20 años, hazte dueña de eso. Aduéñate de tu exploración personal, aduéñate de tener curiosidad sin tapujos, descubre quién eres, tómate tu tiempo. No tienes que apurarte, no tienes que esforzarte, no es una carrera. Si tienes más de treinta, no te dejes llevar por la idea preconcebida de que tienes que tener hijos a cierta edad. O si es que tienes que tenerlos del todo. No hay daño, no hay delito, no hay jucio”, señala la actriz con absoluta convicción.

Desde hace algunos años derribar tabúes en torno a la mujer se ha convertido en un tema fundamental para la destacada actriz. “Hablar de menopausia, de salud mental o de salud íntima no tiene por qué avergonzarnos. Es hora de derribar esos tabúes”, declara la actriz respecto de estas etapas que todas las mujeres viven por contingencia, o porque se trata de procesos naturales del ciclo vital.

Según estudios de opinión recientes, hoy el 66% de las mujeres de entre 18 y 29 años se siguen avergonzando a la hora de pronunciar la palabra “vagina”. Peor aún, está demostrado que incluso aún existen plataformas web que censuran esta palabra en sus sitios. “Me he visto yo misma en difíciles conversaciones con mi propia hija porque tiene verguenza de mencionar la palabra vagina”. Es tan relevante el uso del lenguaje y muchas veces a estas palabras las recubre un manto absurdo de pudor”, señala la actriz.

Con esta realidad no es extraño que a este pudor artificial se le deba dar la necesaria visibilidad pública de manera de derribar aquellos tabúes que hoy no deberían existir. “Alguna o varias veces tuve que escuchar: ¿No puede ser que tu estés viviendo la menopausia? La verdad yo me pregunto por qué no podría estar atravesando un proceso que es tan natural en la vida de una mujer. Soy la mejor versión de mí misma a mis 56 años. Por qué debería tener verguenza del proceso que estoy viviendo. Es realmente inaudito”.

“Lo peor es que está muy instalado que las mujeres que llegamos a cierta edad, o que estamos pasando por la menopausia deberíamos retirarnos o hacer una gira de despedida. Se nos hace sentir que la sociedad no tiene un lugar para nosotras. Eres descartable, deberías ya hacer tus maletas, deberías retirarte. Y eso no es así. En mi caso estoy tratando de derribar todos aquellos mitos y estereotipos de cómo tienes que parecer, aparecer o sentirte de determinada manera. Hoy tengo mucho que ofrecer incluso más que cuando era más joven”.

Dentro de este ámbito de materias, palabras o temas que siguen estando bajo el velo de tabúes para las mujeres está la salud femenina (íntima), temática que sigue siendo tratada como un verdadero pecado del que no se debe o es inapropiado hablar. “Muchas veces tomar las riendas en etapa temprana de algunas de estas enfermedades va a significar un tremendo cambio en el bienestar de la mujer, lo que incide de manera directa en su calidad de vida. Las mujeres debemos ser dueñas de nuestra salud, de nuestra sexualidad, de nuestra edad y de nuestras vidas”.

Una de las cosas maravillosas que Berry reconoce haber asumido con la edad es su capacidad de cuestionarlo todo. “Necesitas un por qué sólido para pedirme que haga algo. Hoy cuestiono todos los guiones que me llegan, me pregunto cuál es el punto de vista femenino en la historia, hago preguntas o cambios permanentemente, porque muchos guiones escritos por hombres desconocen ámbitos propios de las mujeres. Y eso es bueno cuestionarlo también. Hoy siento que tengo la obligación de hacer pensar a las personas más allá de lo que han escrito para un papel que me están ofreciendo”.

En la tarea de derribar tabúes Berry al parecer no está sola. Han sido campañas de salud pública mundial o hasta algunas empresas que ya se han embarcado con audacia en campañas publicitarias que buscan normalizar enfermedades que afectan a las mujeres. Un reciente ejemplo fue el de una sirena protagonista de una pieza publicitaria del laboratorio Bayer que gritaba a los 4 vientos: “no todas las mujeres deberían oler a pescado. Y tu tampoco deberías”, con la idea de poner en el tapete de una manera irónica, desinhibida y divertida un problema que afecta a muchas mujeres como lo es la vaginosis bacteriana. Sin duda otro claro ejemplo de materias que históricamente han sido tratadas como tabúes, las que para la actriz no debieran ser nunca más temas complejo de hablar. “Hablar de menopausia, de salud mental o de salud íntima no tiene porque avergonzarnos nunca más”.

Sé el primero en comentar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *